La Basílica de la Sagrada Familia es una de las visitas imperdibles durante cualquier tour por Barcelona. Hoy te contamos por qué no puedes dejar de conocerla.

Se trata de una de las principales obras arquitectónicas del mundo. Cuenta ya con más de 135 años de construcción y se prevé que estará terminada para el 2026. El Templo Expiatorio de la Sagrada Familia, ubicado en Barcelona, es la obra central del arquitecto Antoni Gaudí y el máximo exponente de la arquitectura modernista catalana. 

Si te encuentras planeando una visita a Barcelona próximamente, te recomendamos dedicar algo de tu tiempo a hacer un tour por este templo religioso tanto por fuera como en su interior. ¡Te prometemos que no te arrepentirás! 

Sigue leyendo para conocer algunos motivos por los que visitar la Sagrada Familia de Barcelona


Uno de los monumentos más visitados de España

La Sagrada Familia es uno de los tres monumentos más visitados de España, junto al Museo del Prado y la Alhambra de Granada. Cada año la visitan nada más y nada menos que alrededor de 4 millones y medio de turistas, más los miles que la aprecian solo por el exterior. 

Y ese número no es el único sorprendente. Se estima que, una vez finalizada su construcción en 2026, sea la iglesia más alta del mundo, con su torre principal de 170 metros de altura. Dicha torre contará con un ascensor de cristal para acceder a la cruz en la cima, y apreciar vistas increíbles de la ciudad de Barcelona. 

Además, la Sagrada Familia contará con 18 torres en total, dedicadas a Jesús, María, los evangelistas y los apóstoles, y tres fachadas dedicadas a los tres momentos centrales de la vida de Jesús: el nacimiento, la pasión y la gloria.

Con Feel the City podrás reservar tu tour privado por la Sagrada Familia con tickets para el monumento y sin colas ni esperas para conocer esta increíble Basílica sin perder ningún detalle. 


Visitar uno de los iconos de Barcelona

Desde el exterior, la Sagrada Familia con sus impresionantes torres decoradas y sus líneas rectas y curvas que dialogan, anticipan lo que uno puede encontrar en su interior. 

Pero, a diferencia de los tonos opacos y oscuros de su fachada, el interior de la Sagrada Familia rebosa de luz y claridad. Por eso, hacer una visita guiada por la Sagrada Familia es una experiencia completamente recomendable.   

De acuerdo al pensamiento de Gaudí, el color es la manifestación de la vida y el elemento natural que dota de expresividad a la arquitectura. Por eso mismo, recurrió a este elemento en la construcción de la Sagrada Familia. Los vitrales de colores y la forma de las columnas brillan de una manera muy especial bajo la luz del Sol.

Por todo esto, la Sagrada Familia de Barcelona es un lugar que no puedes perderte en tu visita a esta ciudad. Te recomendamos también hacer nuestro Free Tour por Barcelona, donde recorreremos en profundidad el barrio gótico de la ciudad más cosmopolita de España. 


Volver